jul  26

Aprender a resolver conflictos desde la escuela

Agrupamento de Escolas Manuel Teixeira Gomes

Foto: Agrupamento de Escolas Manuel Teixeira Gomes.

El conflicto forma parte de nuestras vidas. Y no es malo en sí mismo, solo lo es si no se resuelve. Porque el conflicto nos da la posibilidad de encontrar nuevas maneras de relacionarnos con los demás, de resolver nuestras diferencias y, de este modo, fortalecer las relaciones.

Así ocurre también en el ámbito escolar, donde confluyen las relaciones de alumnado, profesorado y familias. Un ámbito caracterizado por la diversidad cultural, las diferencias académicas, el impacto social de las nuevas tecnologías, los cambios en los patrones educativos y en las relaciones con el equipo docente.

Si además hablamos de etapas educativas donde el alumnado es adolescente, hay que tener en cuenta multitud de cambios – físicos, cognitivos, psicosociales y de desarrollo sexual y afectivo – que influyen enormemente en su comportamiento y, por tanto, en sus relaciones personales.

“En la adolescencia, deseamos ser más independientes del padre y la madre, y nos resguardamos en nuestro grupo de iguales con los que nos sentimos más identificados. Además, estamos construyendo nuestra identidad y es frecuente que se produzca una confusión de roles”, explica Sandra Cabrera, mediadora familiar de UNAF.

En este contexto, se hace necesario ofrecer herramientas para afrontar los posibles conflictos de las y los adolescentes, tanto con el profesorado como con sus familias. Por ello, UNAF desarrolla el Programa de Ayuda para la Resolución Alternativa de Conflictos entre Padres Madres e Hijos/as y Centro Escolar.

Este Programa se despliega en tres ámbitos de intervención: con el personal educativo, con el alumnado y con las familias. UNAF realiza sesiones formativas e informativas sobre métodos de resolución de conflictos y de entrenamiento de habilidades sociales y de comunicación para favorecer el diálogo como método pacífico de resolución de conflictos. Además ofrece orientación psicopedagógica e información sobre recursos tanto para la escuela como para la familia que puedan orientarles.

La escuela, espacio para aprender a resolver conflictos

Los centros escolares no solo transmiten contenidos formales sino que constituyen uno de los espacios – junto al de la familia – para otros aprendizajes no formales, fundamentales para la vida, como saber expresar las necesidades y deseos propiostrabajar en equipo, cooperar, escuchar y desarrollar la empatía, aprender a generar relaciones afectivo-sexuales saludables, aceptación de uno misma, seguridad y autoestima, independencia emocional de progenitores y de otras personas adultas, independencia económica, elección de profesiones y capacitación para realizarlas, desarrollo de capacidades intelectuales, así como una conducta social ética y responsable.

Para apoyar la labor educativa de los centros escolares en este ámbito son de gran ayuda las herramientas de la mediación, una vía de resolución de conflictos en la que las partes alcanzan acuerdos a través del diálogo con el apoyo de una figura profesional, mediador o mediadora.

Un proceso en el que se entrenan habilidades sociales como la cooperación, la autoestima, la tolerancia, el autocontrol, la comunicación, la escucha activa, la empatía y, en definitiva, la capacidad para resolver el conflicto.

De ahí que en sus sesiones en los centros escolares UNAF sensibilice sobre la mediación, su utilidad y sus ventajas. “La mediación promueve una comunicación eficaz, un clima de confianza, comprensión y respeto mutuo, cooperación, responsabilidad y acuerdos justos. Por eso nos basamos en ella para fomentar la capacidad de las personas – ya sean estudiantes, profesorado o familias – de resolver sus conflictos por sí mismas y para contribuir a una mejor convivencia dentro de la comunidad educativa“.

 

Mediación para el Acuerdo
UNAF - Unión de Asociaciones Familiares
c/ Alberto Aguilera, 3 1º Izda.
28015 MADRID
T: 91.446.31.62/ 50
F: 91.445.90.24
E-mail: mediacionacuerdo@unaf.org