nov  11

Dos hogares para los niños/as. ¿Cómo lo hacemos?

La separación de los progenitores implica en la mayoría de los casos la aparición de dos hogares para los y las menores.

A continuación, os hemos preparado unos consejos es ideas para facilitar su adaptación a esta nueva situación.

Condiciones básicas para crear un hogar cómodo y seguro:

Establece un espacio personal para tu hijo/a. Es importante que tenga su propia cama. Si no puede tener su propia habitación, búscale un lugar adecuado para sus objetos personales.

Symbol home from hands isolated on white

Facilítale artículos de aseo y cambios de ropa adecuados, incluyendo zapatos, calcetines, pijamas y ropa interior en cada casa.

Permítele que contacte con la otra parte por teléfono a diario, si así lo desea. Asegúrale la privacidad de sus conversaciones. Evita llamarle en los momentos previos a que tenga que ir a la escuela, vaya a acostarse o durante sus programas favoritos de televisión.

Permítele tener un retrato de su otro/a progenitor/a en ambos hogares.

Usa un calendario que refleje los días en que estará conviviendo con cada uno/a.

Organiza situaciones predecibles y que fomenten la seguridad de los hijos e hijas en cada hogar:

Establece y mantén rutinas y estructuras similares. Si es posible, llega a un acuerdo en cuanto a la hora de acostarse, labores hogareñas, rituales y tareas escolares. Esto ayuda a ambas partes.

Instaura y mantén reglas y procedimientos disciplinarios consistentes. Aunque los niños/as se adaptan perfectamente a diferentes reglas en distintos ambientes, la adhesión a los mismos procedimientos facilita su adaptación y ajuste.

Guia-MEDIACION--009Negocia y establece algún tipo de responsabilidad para tu hijo/a. Los niños y las niñas adquieren un sentir de pertenencia y crean confianza en sí mismos al contribuir en la familia. Las labores hogareñas, conforme al nivel de desarrollo del menor o la menor, ayudan a fomentar su lugar en la familia.

Haz que el tiempo que pasas con él o ella sea lo más natural posible. No es necesario ocupar el tiempo siempre con “eventos especiales”. Estar con él/ella al acostarse, apoyarle en los deberes de la escuela y compartir actividades divertidas, como jugar, leer libros o ver una película familiar, son importantes

Dedica un tiempo personal, uno a uno, con cada uno/a de tus hijo/ as. Esto es especialmente importante cuando se empieza a introducir una nueva pareja.

Ayúdale a hacer amistades en ambos entornos familiares, invitándoles a casa o llevándoles con vosotros/as a otras actividades de ocio

Comparte la información sobre tu hijo/a con el otro progenitor. Mantén al día la información sobre visitas y recomendaciones médicas, temas escolares tales como notas, tareas, actuaciones, etc.

Mediación para el Acuerdo
UNAF - Unión de Asociaciones Familiares
c/ Alberto Aguilera, 3 1º Izda.
28015 MADRID
T: 91.446.31.62/ 50
F: 91.445.90.24
E-mail: unaf@unaf.org