nov  02

Parentalidad, una etapa del desarrollo familiar

El nacimiento del primer hijo o hija en una familia suele ser un motivo de felicidad. Sin embargo, también existen familias en las que esta llegada genera, al poco tiempo, dificultades que derivan en una situación de ruptura y que en muchas ocasiones deben ser abordadas en los servicios de mediación familiar.

pexels-photo-225744

Es importante tener en cuenta que el desarrollo de toda familia transita por distintos momentos denominados etapas del ciclo de vida familiar. Y cada una de esas etapas requiere de la adaptación de todos los miembros de la familia a las nuevas circunstancias que cada momento del ciclo de vida familiar exige afrontar. Para ello, es preciso realizar una serie de tareas que, si se llevan a cabo de forma adecuada, permiten el restablecimiento de un nuevo y satisfactorio equilibrio familiar.

La introducción de la dimensión parental supone uno de los cambios más importantes en el proceso evolutivo de toda familia. El nacimiento de un primer hijo implica añadir a lo que ha sido únicamente una relación de pareja, el desempeño de un nuevo rol, con la asunción por parte de ambos progenitores de las responsabilidades parentales que el cuidado y atención de un o una menor requiere.

Los principales retos que debe afrontar la familia en esta etapa se dirigen a la consecución de los siguientes objetivos:

a)      Construir un espacio entre la pareja que dé cabida al nacimiento del hijo o hija.

b)      Repartir de forma equilibrada y compartida el desempeño de las nuevas responsabilidades.

c)      Organizarse para evitar que la pareja se vea afectada en el área sexual-emocional.

d)      Replantear la relación con la familia extensa con la intención de reconfigurar límites e introducir el desempeño de los nuevos roles (abuelas y abuelos, tías y tíos, etc.).

e)      Equilibrar la distribución de los tiempos destinados al ejercicio de la actividad laboral, parental y de pareja.

Pero, como decíamos, en ocasiones los nuevos padres y madres no son capaces de superar estos retos y deciden poner fin a su relación de pareja. Así lo constatamos en el Servicio de Mediación Familiar de UNAF, donde las dificultades de afrontamiento se ponen de manifiesto en el distinto relato que cada uno de ellos ofrece durante las entrevistas de pre-mediación.

Es, por tanto, necesario para estas parejas el apoyo de una tercera persona mediadora que facilite la comunicación y el diálogo de forma que puedan alcanzar acuerdos beneficiosos para toda la familia, y en especial, para los hijos y las hijas.

De ahí que UNAF haya lanzado la campaña ‘Con la mediación familiar, todo el mundo gana con el fin de dar a conocer, sobre todo a las parejas jóvenes, esta vía alternativa a la judicial que permite lograr acuerdos tras la ruptura y, más concretamente, el servicio gratuito de mediación familiar que UNAF ofrece desde hace más de 25 años gracias al apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Carlos Abril, Mediador Familiar de UNAF

Mediación para el Acuerdo
UNAF - Unión de Asociaciones Familiares
c/ Alberto Aguilera, 3 1º Izda.
28015 MADRID
T: 91.446.31.62/ 50
F: 91.445.90.24
E-mail: mediacionacuerdo@unaf.org